Mums & Kids


9 comentarios

Reflexionando sobre la lactancia materna…

He leido últimamente algunos artículos que sugieren que la lactancia materna durante los 6 primeros meses cubre los nutrientes que el bebé necesita. Ahora bien, surgen aquí varias cuestiones…Por un lado, en muchos casos la lactancia materna no es una “opción”. Si bien hay una tendencia en los últimos años a favorecerla desde el comienzo, para algunas mamás o bien su organismo no genera leche suficiente, o bien no se encuentran cómodas, o bien simplemente consideran que es más práctico el biberón.
Desde luego, “para gustos: los colores”, aunque desde mi doble experiencia, sólo puedo más que recomendar la lactancia materna. Pude darles el pecho a mis dos pequeños durante los primeros 7 meses, y realmente me ha resultado práctico desde todo punto de vista (la cantidad siempre es exacta, la temperatura de la leche ideal, y no he tenido que pensar si había llevado biberón, o si podría calentarlo, etc). En mi caso, no me plantee “no dar el pecho”, pero como madre primeriza e inexperta, reconozco que casi se veia como un “horror” el no intentarlo al menos!
Si bien desde la OMS se favorece esta tendencia, creo que tampoco hay que menospreciar el buen resultado que puede dar desde el principio el biberón! y respetar en todo caso la decisión personal de cada mamá.
Al fin y al cabo, lo importante es que los pequeños puedan estar bien alimentados! Y si una mamá no está realmente a gusto dando el pecho, ¿qué sentido tiene de forzar un momento que debería ser en todo caso “placentero”? Me parece que el vínculo que se genera entre una mamá y su bebé va más allá del pecho o del biberón.
Otra cuestión es también las facilidades que da el mercado laboral para que la mamá pueda “realmente” dar el pecho a su bebé durante los 6 primeros meses. Comenzando porque en España (desde donde puedo hablar), la baja maternal cubre los 4 primeros meses, y las jornadas laborales, reducidas en muchos casos, pero sin una verdadera “flexibilidad”, no permiten mantener en el día a día esta decisión. Finalmente, la mayoría de las mamás que comienzan dando el pecho, se ven “quasi” obligadas a abandonarlo al cuarto mes.
Deberíamos intentar ser más coherentes con lo que marca la tendencia general, o europea al menos, y facilitar en cualquier caso, la decisión personal de cada madre.
Os dejo un link con el artículo que ha salido en el periódico EL PAIS
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/09/19/mujer/1316458399.html

millflores-01 (3)